Las nuevas políticas migratorias de Trump generan incertidumbre

22 Feb 2017 Redacción Vanguardia

Las nuevas reformas migratorias del presidente estadounidense, Donald Trump, han puesto en alerta principalmente a la comunidad latina.

Por Héctor Murcia

Fotografía: Referencia

Un duro panorama se cierne sobre la comunidad latina de Estados Unidos, principalmente  para aquellos que se encuentran en situación irregular.

Y es que a pesar que el presidente estadounidense Donald Trump, anunció a inicios de su gestión que su política migratoria iría dirigida a aquellas personas que tuvieran algún antecedente penal, una nueva directriz ha surgido a través de otra  orden ejecutiva, figura a la que está recurriendo el mandatario para que sus propuestas no tengan que pasar por el Congreso.

Esta orden contempla la aplicación de la Sección 235 de la Ley de Inmigración, por lo que unos 11 millones de indocumentados que según datos oficiales viven en ese país, deben ser localizados, detenidos y encarcelados. Luego de pasar a una base de datos donde queden registrados, será un Juez quien decida su futuro.

También se busca que mediante la aplicación de la Sección 287 de la misma ley, los policías estatales y municipales actúen como agentes de inmigración y ayuden en tareas de ubicación, arresto y deportación de indocumentados.

De igual manera se busca que las cárceles para inmigrantes sean ampliadas.

Sin embargo, se han establecido prioridades al momento de hacer un arresto y posterior deportación de una persona indocumentada.

Para los arrestos se establece que se dé prioridad a aquellas personas indocumentadas que han sido capturadas mientras intentaban cruzar la frontera y aquellos que fueron encontrados después en cualquier parte del territorio estadounidense.

También se establece que se deben perseguir  con mayor atención aquellos casos en los que la persona detenida no tenga como mínimo 3 años viviendo en el país.

Por su parte, las prioridades para la deportación de una persona indocumentada son las siguientes:

- Si ha cometido un delito grave

- Si fue deportado y regresó al país sin autorización

- Si tiene una orden de deportación final aunque no haya cometido ningún delito

- Si tiene una orden de deportación final en ausencia

- Si tiene procesos penales por delitos de inmigración como haber cruzado la frontera ilegalmente,  tráficos de personas, tráfico de drogas, entre otros.

Un dato muy importante a ser tomado en cuenta es que la política “Catch and release” (capturar y liberar) para que la persona se presente posteriormente a los tribunales de inmigración queda sin efecto.

Esta nueva política impulsada por Donald Trump, busca que los 11 millones de personas indocumentadas sean fichadas en una gran base de datos. Una vez ingresados sus nombres en ese registro, será un juez quien determine quién debe ser deportado o quién puede quedarse en Estados Unidos.

Según el Secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, este es el medio más eficaz para hacer cumplir las leyes de migración.

Comentarios

Todos los campos son requeridos.

47 Av. Norte #226, Col. Flor Blanca, San Salvador.
Contáctanos: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.