Los buscadores de verdad perseguidos por la corrupción

28 Jun 2017 Redacción Vanguardia

En El Salvador, Honduras y Guatemala la población civil está siendo asesinada, y los comunicadores y periodistas que buscan visibilizar los actos de corrupción también son asesinados por los políticos y hasta por sus propios colegas. Para el 2016 solamente en Honduras han muerto 65 periodistas que buscaron a toda costa mostrar la realidad de la injusticia.

Por Eduardo Barahona.

Fotografía: Mirna Pacheco

Dentro de las clases sociales, hay otras clases, micro clases sociales y otros seres que pasan desapercibidos, dentro del contexto actual vivir en países catalogados “rojos” por ser altamente peligrosos es una “maldición” un constante trato con la muerte.

Se habla sobre la criminalidad, sobre el incremento de las pandillas como una reseña histórica de la post guerra, donde la población civil es la más afectada. Todo lo anteriormente escrito es verídico, pero también existen otras víctimas y otros victimarios, por ejemplo dentro de la sociedad civil, están los periodistas que mueren o son amenazados y no necesariamente por los pandilleros, sino por figuras políticas y hasta por sus mismos jefes de medios de comunicación.

Las muerte de periodistas en El Salvador, Guatemala y Honduras cada vez va en aumento y las historias de horror de estos seres no son contados teniendo en cuenta que solo en Honduras del 2016 hasta la fecha han muerto 65 comunicadores según los informes de la Comisión de Derechos Humanos de Honduras, donde el 95% de los casos han sido impunes.

 “Nos arranca cerebros, son los políticos y los jefes de los medios de comunicación”

Guatemala, Ciudad de Guatemala.

El 10 de marzo del 2015 un periodista  de Guatemala capto la muerte de sus compañeros en videos, vivió en carne propia el sufrimiento y un trauma psicológico que hasta la fecha no logra superar por la desagradable imagen que vio. Muerte, tras muerte.

Ramón (Nombre ficticio) asegura que los arranca cerebros son los políticos y los mismo jefes de los medios de comunicación.

El 10 de marzo del 2015 estuve presente en la muerte de los periodistas Danilo López (Corresponsal de Prensa Libre) y Federico Salazar (Radio Nuevo Mundo) Expresa Ramón un tanto nervioso y prosigue:

“El 10 de marzo a las 8 de la mañana nos reunimos Danilo López y su servidor porque teníamos que planificar una entrevista con  el juez de primera instancia de Mazatenango porque teníamos que presentar una declaración sobre los hostigamientos que Danilo sufría por parte del alcalde de San Lorenzo (Suchitepéquez) esto ha nadie lo había contado, sobre las agresiones que recibió Danilo”

Ramón cuenta que la muerte de su colega periodista Danilo López  se dio debido a la investigación sobre la corrupción del a Julio Juárez Ramírez en aquel entonces alcalde del municipio de Suchitepéquez, actualmente diputado  de FCN (Frente de Convergencia Nacional) ya que se investigaba un robo de 52 millones de dólares de una construcción de un estadio de Futbol.

Ramón cuenta que a Danilo, lo estaban persiguiendo y que los actores intelectuales querían asesinar al periodista de Prensa Libre (Ramón sospecha que el jefe de Prensa Libre había filtrado información a Julio Juárez y que esto fue la primer partida para asesinar al periodista)

El plan era matar a Danilo en el parque central de Mazatenango, para dejar como lección a otros periodistas para que no hablaran del tema de corrupción.  

“En ese momento estaba otro periodista documento cuando se subió el compañero Danilo a platicar con Julio Juárez, nosotros desconocíamos la intención del señor al subir a Danilo al vehículo, ya cuando eran las 11 aún estaban charlando con él, luego recibí una llamada de la secretaria privada del alcalde quien primero me sito en el canal y luego regrese cuando luego me volvió hablar para decirme que ya no iba a llegar  (estrategia para dejar solo a Danilo)

“Al llegar al parque nuevamente se estaba llevando un evento de la celebración del día de la mujer, en ese instante nosotros vemos que Danilo se había quedado con  otros periodistas cuando…”

Ramón con su voz entrecortada revive aquel momento que lo marco para toda la vida, frente a sus ojos muere su compañero, un hombre se baja de una motocicleta pone el arma en la sien de Danilo el periodista de Prensa Libre y dispara once veces al cráneo.

“A mí que quedo el cerebro de Danilo sobre mi cuerpo y eso me salvo pensaron que había muerto yo también, pero también un tercer periodista murió ya que una bala que atravesó la cabeza de Danilo también impacto en el cuerpo de Federico Salazar periodista de radio Nuevo Mundo”.

Al final los actores materiales fueron capturados, pero quienes dieron las órdenes siguen estando en un puesto de poder y aun se sigue sospechando de la filtración de información de la investigación de Danilo por su propio jefe de prensa.

Ramón fue perseguido el 26 de noviembre  del 2016 fue atacado  junto a su camarógrafo; “Le iban a pegar un machetazo a mi colega entonces, yo  metí la mano, luego de eso que mataron a mis colegas me dio un derrame por lo que vi”

La corrupción  se veía justificada con el apoyo de los mismo colegas de Danilo, según lo que cuenta Ramón en su testimonio”

“Le dicen a Danilo que hagan una investigación entonces cuando ya tiene todo lo de la investigación lo envían a Prensa Libre y Prensa Libre o más bien el jefe de ellos contactan a Julio Juárez  y le dicen, fíjate que nuestro corresponsal en Mazatenango hizo una investigación, esto para ver cuánto le sacan de dinero por no publicar”

 “Entonces (Danilo) le puso la denuncia y al alcalde no le  convenía porque  hay una etapa en las leyes si él es alcalde(Julio Juárez)  y se va para diputado tiene que renunciar seis meses antes para poder ser candidato a diputado, Julio Juárez ya es  contratista del estado  y alguien que es contratista del estado no puede asumir cargo él no quería dar a conocer sobre su situación política, ni que publicaran que la mujer de él se iba a tirar para alcalde, él estaba trabajando con LIDER pero él tenía otro interés por que quedarse callado”

En Guatemala muchos instancias se quedaron en silencio sin investigar a los autores intelectuales, Ramón es protegido por una organización internacional que brinda protección a los defensores y defensoras de derechos humanos, Actualmente Ramón y su familia se trasladaron a otro continente para evitar las amenazas y el acoso que recibían diariamente.

 “Ser mujer y periodistas en un país machista y violento es difícil”

Honduras, Tegucigalpa

Los periodistas de Honduras aseguran que la violencia en sus país  es  intenso y  que a veces es mejor abandonar sus trincheras de comunicadores, y que algunos valientes se atreven a seguir informando con la verdad a pesar que el sistema judicial y los mismo órganos del estado trabajan directamente con pandillas y narcotraficantes.

Lidia (Nombre ficticio) es una presentadora de televisión y periodista que en su afán de informar investigaba bajo su cuenta casos de corrupción lo que la llevo a pasar por situaciones difíciles en su país, al grado de abandonar su tierra por unos meses ante el miedo de ser secuestrada.

“Honduras es un país con pocas mujeres periodistas, donde predomina un cultura de machismo, por el tema de la conducta patriarcal es una desventajas para las mujeres hondureñas es que las periodista son víctimas de abusos por sus compañeros, jefe y funcionarios. Soy una periodistas enfocada en temas de mujer, equidad violencia de género y violencia familiar.”

“Como periodista y defensoras de derechos humanos. Buscamos denunciar a esos maltratadores de poderes que hay que ponerlos en palestra pública estas situación nos lleva a exponernos para ser blancos fáciles para que nos ataquen, para estar señalada por la misma sociedad que no ha cambiado su chip”.  

Lidia asegura que la violencia no solo está en las calles de Honduras sino que también en su misma área laboral y que esto mismo la llevo a ser secuestrada.

“En mi carrera profesional tuve un encontronazo con el presidente de Honduras por unas situaciones cuando él fue alcalde Tegucigalpa, lo cuestiones en diferentes ocasiones y no recibí la solidaridad de los compañeros del medio a veces por temor, entonces salí del país para poder sobrellevar algunos tintes de persecución  luego empezó otra faceta de periodismo en una situación desde pues del golpe de estado del 2009 para que el estado se comprometiera para garantizar los derechos ciudadanos esos me llevo a una situación de un secuestro temporal, fue un robo disfrazado me robaron mis pertenencias pero hubo tortura psicológica”

La periodista que por seguridad pidió no revelar en qué  medio de comunicación  trabajo y para donde se trasladó actualmente ya que aún se siente insegura de ser secuestrada nuevamente. 

“Los periodistas también sentimos, por ejemplo durante el suceso hay tantas cosas que se le cruzan a uno entre la vida y la muerte, pensar en que ya no vas a ver a tu familia. La otra persona tiene la capacidad de dejar morir o vivir, luego caminas con miedo recuerdas todo lo que pasaste y a veces la gente por morbosidad te empieza a preguntar que paso. Estas situaciones nos preparan para cada plataforma y ahí vemos de que estamos hechos y decidimos si seguir en la carrera del periodismo”

En Honduras la vulnerabilidad de los periodistas como en todo Centro América no hay una ley de protección para periodistas, hay un sistema judicial injusto, hay falta de investigación ineficiencia en temas de investigación. Falta de interés como solventar a los periodistas para esta preparados para defendernos que accione se podrían tomar

Al final Lidia hace un llamado a los periodistas que se aferran aun a la verdad a seguir luchando y develando la corrupción pero que a su vez sean cuidadosos para no ser víctimas como otros colegas que han caído en la búsqueda de la verdad:

“No hay que ser  cómplice de la corrupción, cuando un periodista se presta a actos de corrupción le da el poder, a los actos de corrupción hemos vistos que en honduras 38 periodistas han muertos de manera cruel pero los gobiernos dicen que son cuestiones personales para no investigar”

“Tendríamos que unirnos como medio para estar pendientes una cadena de periodistas que se defienda el valor de la solidaridad exigir a las autoridades que actúen a favor de la prensa, ya que la prensa es necesaria así como necesitamos al que construye la casa a quien no informa día a día el que no descansa el que no tiene descanso y hasta se olvida de la misma familia”.

Tanto como en Guatemala y Honduras, El Salvador también es un país donde la corrupción impera y donde ser consecuente con la realidad puede significar la muerte, ya que tanto la izquierda y la derecha  han pactado con las pandillas y si se habla de este tema u otros de interés monetario, los periodistas corren riesgos, por lo que muchos prefieren callar, ya que actualmente los medios de comunicación masiva se han monopolizado a favor de empresarios y políticos y son pocos los medios alternativos que se arriesgan a publicar lo que realmente pasa en el país.

Comentarios

Todos los campos son requeridos.

47 Av. Norte #226, Col. Flor Blanca, San Salvador.
Contáctanos: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.