Estafas y empresas piramidales que acechan a los jóvenes (Parte II)

23 Feb 2017 Redacción Vanguardia

Segunda entrega sobre las estafas piramidales y otras empresas que no solo ofrecen empleos falsos a los jóvenes, también estafan a sus clientes y compradores al operar al margen de la ley.

Redacción: Vanguardia, en colaboración con Grupo los 7

Fotografía: Referencia

El té mágico

Ingresamos al Facebook, de Total Life Changes (TLC) El Salvador, otra de las empresas piramidales,  a través del perfil falso David Jovel, durante días monitoreamos a TLC  en busca de ofertas laborales, no lo hicieron, pero publicaron un anuncio en el que vendían un ¨té¨ con proporciones desintoxicantes y adelgazantes, una oferta tentadora aunque elevada $15.00 por dos bolsas de té, mediante mensajes en la red social acordamos día y hora para comprar el producto mágico sin saber a qué nos  enfrentábamos.

El punto de encuentro el concurrido centro comercial “Metrocentro” cuando el sol  está en su punto más álgido, las doce del mediodía, el tiempo transcurrió, y el vendedor de TLC no apareció, media hora pasaba, el sol agobiante sobre nuestro rostro. Llamamos en tres ocasiones a Yonathan, como se hacía llamar el vendedor, mediante chat compartimos nuestros números, marcaba y no contestaba, hasta que lo hizo, con voz agitada, parecía que corría,  dijo: ¡Ya casi llego voy con una camisa aqua!

La entrada del  Kentucky era el lugar donde llegaría, mientras estaba sentado en la puerta del restaurante se acercó un joven que vestía ropa deportiva, me saludó y entró, la sensación de extrañeza invadía mi mente, minutos después apareció Yonathan con la camisa aqua, tez morena, no es  una persona delgada como lo imaginé,  lo saludé y dijo que entráramos al lugar, nos sentamos, al fondo del restaurante el joven que saludó antes me miró de pies a cabeza, como si tratara de analizarme,  lo miré y apartó su mirada, era acompañante de Yonathan.

Dos sobres de té contienen 4 bolsas, con un precio de veinticinco dólares, ¡me exalté! Y le pedí factura pero él se negó alegando que los productos vienen de Estados Unidos, ellos como distribuidores lo compran directamente a la compañía y lo dan al mismo precio, me pareció extraño, como consumidor es necesario que el vendedor me extienda una factura. Por motivos académicos acepté.

Al cuestionarle en las condiciones que vienen los productos dijo que no es necesario tanto cuidado, empezó a utilizar muletillas como ¡verdad! ¡eh!, estaba nervioso. Explicó que tienen otro tratamiento como las gotas con un precio de $83.00 con los mismos resultados, adelgazar, enseñó fotos  de  personas, hondureñas, salvadoreñas, que rebajaron  con el tratamiento, y  que las imágenes ¨no eran editadas¨ para afirmar que todo lo que dicen es cierto.

Al despedirnos preguntó de donde era y que estudia le mencioné que estoy por graduarme de Ingeniería mecánica en la UES, él dijo que estudió Ingeniería en sistemas en una universidad privada, pero se cambió a Mercadeo, y no se graduó de ninguna de las dos, ya que conoció a TLC y el proyecto de vender productos naturales que le  ha permitido viajar por el mundo sin estudios, además de tener una red de consumidores de primera calidad.

Pistas que no dejan huella

Las ventas de productos por parte de los estafadores no solo se dan personalmente, sino que actualmente estas empresas han evolucionado en la web, asegurando que con trabajar desde la comodidad de tu casa puedes hacerte millonario con la venta de productos en línea y que si consigues más personas que se agreguen a la red  ganas el 50% de lo que estas personas generan.

Cuando ingresas a un buscador en línea, con solo agregar las palabras “busco empleo”  te aparecen cientos de estas ofertas que te aseguran ganar mucho más dinero del que se obtiene en un trabajo de planta pero al final es otra estafa más,  tal como lo plantea el abogado, Lucio Albino quien asegura que la nueva forma de operar que existe es a través de la “pirámide que genera ganancias por afiliar a otras personas”.

Ante esto, Albino menciona que ningún patrono debe pedir dinero o exigir la compra de productos a sus empleados de hacerlo este será penado de 2 a 5 años, tal como lo establece el Código de Trabajo en el art. 30 inciso 1, 2 y 9, y que al darse lo contrario las personas estafadas pueden acudir a las autoridades (PNC, FGR) a presentar la denuncia con pruebas que los respalden (factura de la compra).

CLASIFICADOS, EL LUGAR PERFECTO

Oportunidades fáciles, buenas para ser verdaderas, demasiado prestigiosas para estar en esta sección del periódico, los clasificados.  Para que una persona se convierta en víctima, las empresas piramidales utilizan diferentes vías de captación, una de ellas se encuentra en los clasificados, donde se publican las mismas ofertas durante meses.

Además colocan anuncios en postes, en lugares públicos y siempre se exhiben como grandes compañías que requieren gente joven, entusiasta y con iniciativa para realizar trabajos de medio tiempo. Pero no es nada más que una montada maquinaria del engaño que se aprovecha de la necesidad ajena, el desempleo.

Según el boletín Juventudes del Ministerio de Trabajo, uno de cada cuatro jóvenes no trabajan ni estudian,  si bien el  43.6% de los jóvenes  trabajan, un 26% de ellos no realizan ninguna actividad relacionada a trabajo o estudio.

Al buscar empleo la forma más habitual de hacerlo es a través de avisos clasificados que se publican en los periódicos de mayor circulación. Ana Reyes, socióloga, comenta que los rotativos generan ingresos extras a través de los clasificados por lo que las condiciones para publicar un anuncio no son muchas, basta con pagar la tarifa  que va desde los 3 hasta los 112 dólares según las líneas y el espacio del clasificado y enviar el texto que se quiere publicar y listo.

Nadie controla la veracidad de las fuentes o que las propuestas no resulten engañosas, ya que cualquiera puede publicar lo que guste desde donde este sin quedar ligado. A todos les ha pasado alguna vez, sobre todo a los jóvenes que caen en la trampa  de empresas piramidales, que juegan con la necesidad laboral de la gente convocándolas a reuniones sin aclarar el tipo de labor que ofrecen y sin colocar su nombre comercial.

Carolyn Ávila, experta en comunicación social, afirma que no existe una regulación en  los clasificados debido a la  ¨falta de voluntades porque se toca intereses económicos que mueven mucho en todos los sistemas de nuestro país y también por la falta de coordinación de las instituciones este caso los medios de comunicación social que indirectamente están contribuyendo a que hayan victimas de estas empresas¨.

Ávila  recomienda  algunos tips de búsqueda que ayuden a detectar los empleos falsos. Primero se debe tener cuidado con los llamados anuncios vacíos, aquellos en los que no aparece el nombre de la compañía y solo dejan una dirección, sospechar  de cualquier empresa o persona que al contactarla pida nombre, dirección y teléfono, datos que después podrían utilizar para vender algo.

Asimismo, realizar un seguimiento semanal para ir visualizando los avisos que aparecen diariamente y descartar las falsas ofertas. Los que se repiten por más de una semana sin dudar no son de confianza o resultan en una propuesta poco seria.

Monitoreando en los clasificados encontramos una oferta muy atractiva con ingresos superiores a los $200 semanal, para consultar sobre el trabajo se tenía que  hablar al número que aparece en el aviso y preguntar por  la empresaria Simán. ¿Cómo es posible que un apellido reconocido este ofreciendo una gran oportunidad en los clasificados? ¡Caramba! Como diría el buen salvadoreño “ya la hice”.

La felicidad duro poco, al contactar a la empresaria Simán,  una mujer contesta y dice “buenos días, empresa PROCORP le saluda en qué puedo servirle”. Esta es otra de las tácticas que ocupan las empresas para que los jóvenes caigan, laborar para la empresaria Simán es un lujo que pocos pueden darse y que por la ingenuidad no verifican si la información es verdadera.

Decidimos volver a Procorp y preguntar en dos ocasiones por Daniela Simán, la respuesta: no se encontraba debido a que tenía reuniones urgentes con altos ejecutivos. Muchas de las personas que asisten a estas empresas no toman las precauciones necesarias y se dejan llevar por los clasificados y por la misma desesperación de tener una fuente de ingresos, este tipo de empresas se  aprovechan y estafan a las personas ocupando apellidos de renombre y publicando empleos falsos en los periódicos.

El sí de los jóvenes, estratégicamente impuesto

Charlas motivacionales son las “capacitaciones” brindadas por empresas que se alimentan de la necesidad de cientos de jóvenes en el país. Las cuales a simple vista parecen no hacer algo profesional por la forma en la que son aplicadas.

A pesar de lo poco profesional que luce una empresa que hace ir a los aspirantes a recibir capacitaciones diarias de cuatro horas aproximadamente, durante una semana y solo escuchar charlas motivacionales, de amor y de superación, estas empresas lo hacen con total seguridad y no es casualidad que todas utilicen este método de “introducción” para los nuevos posibles trabajadores. El hecho de aplicar este tipo de técnicas a los jóvenes, tiene su propósito y al investigar el por qué todas optan por ello, trae consigo una gran sorpresa.

Las personas que se dedican a dar las famosas charlas, no son cualquiera ya que deben pararse frente a un aproximado de 50 personas a hablar de lo bonito que puede ser la vida y lo lejos que se puede llegar si trabajan con ellos. Personas, como Elkin Penagos, son denominados “coach” de una estrategia de comunicación, desarrollo personal y psicoterapia llamada programación neurolingüística, también conocida como PNL, la cual por medio de patrones de lenguaje y contenido visual motiva a las personas a tener reacciones y como técnica de persuasión es la más efectiva.

Según Fidel Sánchez, coach de PNL, las personas que se dedican a aplicar esta estrategia psicológica no siempre la utilizan con un buen fin, en este caso es utilizada para manipular emocionalmente a los jóvenes, evocando recuerdos que generan sentimientos de alegría o satisfacción para crear seguridad y en el momento adecuado persuaden a los mismos para que acepten el “reto” de comprar los productos y revenderlos. “Muchas personas caen rápidamente cuando esto se aplica”, agregó Sánchez.

La programación neurolingüística es aplicada por profesionales para fines que ayudan a la superación del ser humano, desde dejar atrás fobias, miedos e inseguridades, hasta llegar al extremo de hacer que una persona mejore en su trabajo.

En el caso de estas empresas que se dedican a estafar a los que necesitan empleo, la aplican perfectamente como manipulación para obtener lo que desean, en otras palabras, para que los aspirantes den una gran cantidad de dinero por varios kits aunque saben que no venderán fácilmente, los hacen sentir seguros de lograrlo y querer formar parte de esa empresa.

Atrápame si puedes 

PROCORP, Total Life Changes y ZBC son empresas que violentan no solo la ley salvadoreña a través de la evasión de impuestos sino que perjudican a sus supuestos  “protegidos”, en este caso los jóvenes salvadoreños.

Estas empresas violan los derechos laborales de los trabajadores no solo porque los estafan haciendo que compren sus productos, sino que ofrecen trabajos sin seguro médico y otras prestaciones que según el código de trabajo establece el patrono como obligación.

Al solicitar  las planillas de seguro médico de los trabajadores de las empresas se encontró que tienen el estado del pago al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) cancelada, es decir, los patronos no pagan este beneficio a sus empleados, a pesar de que aún están funcionando en el país y están ofreciendo y capturando personal para trabajar.

Al pedir información a través de la Oficina de Acceso a la Información Pública del Ministerio de Trabajo sobre las denuncias en contra de las empresas  mencionadas, no existen casos de demanda por violación a los derechos laborales, ya que si alguna persona intenta demandar a estas empresas el caso no procede.

Tal como lo explica el abogado Lucio Albino, estos casos no pueden entrar a juicio debido a que no existe un contrato laboral en el que se especifique cuánto gana, quien es el patrono, que número de NIT posee la empresa, en que cuenta bancaria y en que banco se les depositará su salario o sueldo, por lo que al momento de denunciar las instituciones encargadas se ven limitadas a proceder ante esta situación.

En la empresa PROCORP ni siquiera se mencionó un contrato laboral, ya que el sueldo era prácticamente correspondiente al número de ventas y que el empleo funcionaba bajo la regla de ser tu propio jefe, argumento según los motivadores era suficiente para justificar la ausencia de dichas prestaciones.

En efecto estas empresas pasan inadvertidas por la ley salvadoreña, ya que no existe una regulación para las prácticas ilegales como el de no dar prestaciones o beneficios como seguro médico a los trabajadores, las entidades gubernamentales muestran una aparente indiferencia por no resolver estas situaciones.

Pese a que la justicia salvadoreña si esta consiente de las ilegalidades que estas empresas realizan, la justificación por la cual las demandas no proceden o los delitos no son sancionados es por la inconsistencia de pruebas, es decir no existen pruebas materiales como un contrato de empleo o de asociación que sirva para sustentar los casos.

Un caso en concreto es el de  Miguel Ángel R. quien acusó  a María de la O. y a Guillermo Reyes de estafa agravada y perdió el caso por falta de pruebas en el año 2014. Miguel R. fue estafado  por este matrimonio quienes trabajaban como  asociados en la empresa Total Life Changes. La pareja embaucó  a Miguel Ángel aprovechándose de la relación de amistad que tenían. Los esposos le prometieron que si invertía en acciones de la empresa sería socio y obtendría beneficios como viajar, tener propiedades  y por supuesto aumentar su capital.

Al poco tiempo le pidieron una cantidad de $100.00 dólares luego otra de  $150.00 y así hasta sobrepasar  los $1600.00 dólares, la excusas que Guillermo y María daban a Miguel era que ese dinero no solo era para invertir en la empresa sino para comprar terrenos, productos y propiedades que servirán para el negocio, el modo de garantía que le proporcionaban los acusados eran cheques, los cuales al momento de canjearlos no tenían fondos, ante tal situación  Miguel R. decidió  acusarlos de estafa agravada sin embargo, el juez decidió indultar a los acusados.

Los cheques presentados como pruebas no sirven en estos casos, es por eso que empresas como Total Life Changes se salen con la suya ya que manejan a su favor las leyes salvadoreñas.

Siguiendo las pistas

El modo de operación de estas empresas es registrarse en el Centro Nacional de Registros en el área de comercio, para que la ley no los delate de sus actividades fraudulentas, tal y  como dice el refrán “ocultar la verdad es la forma más sutil de mentir”  ya que estas sociedades anónimas se valen de la falta de oportunidades de empleo para los jóvenes.

Al buscar dentro de la base de  datos del  Centro Nacional de Registros (CNR), empresas como Muñoz Corporación Sociedad Anónima de capital variable, mejor conocida como Mucorp o Procorp se constató que tiene irregularidades en sus documentos, basta con revisar su balance inicial en el cual se establece que es de dos mil dólares  desde el  año 2003 y que para el siguiente año creció a 11,000 dólares. Ante esa situación surgieron interrogantes ¿cómo una empresa que no es reconocida crece tan rápido? ¿Por qué el local estaba sucio cuando nos infiltramos? ¿Por qué su personal viste informal, siendo una empresa exitosa?

Lo curioso es que  desde el 2014 no se tiene documentación, ¿Acaso no ganaron nada en ese año y qué sucedió con el 2015? A las empresas no les interesa en lo mínimo actualizarse en el CNR por la forma de operación mafiosa, sumado a que las entidades encargadas no refuerzan sus leyes para tener control de todas las empresas.  Al intentar llamar a José Ricardo Muñoz Sosa, estudiante y representante legal de Mucorp, este aparecía como fuera de servicio a pesar que tal número telefónico aparecía en el documento encontrado en el CNR.

 Al solicitar el balance inicial de Total Life Changes,  empresa que se dedica a la  exportación y comercialización de productos naturales alimenticios, no se encontró registro de eso. Esta empresa al momento de vender sus productos, no entrega  factura alegando que no lo dan si no es una compra por mayoreo, sin embargo en la Unidad de Defensoría del Contribuyente del Ministerio de Hacienda explican que por mínima que sea la compra de un producto, la factura siempre debe ser  entregada al consumidor.

Para conocer si las empresas investigadas hacen pago de impuestos,  recurrimos a la Alcaldía Municipal de San Salvador para solicitar el listado de las empresas establecidas en la colonia Miramonte y en la colonia Escalón, dicha información fue brindada sin embargo, al buscar dentro de las 583 empresas de la colonia Miramonte, MUCORP no apareció, mientras que en la colonia Escalón son 5,401 y de igual forma  Total Life Changes no  están registradas es decir no pagan impuestos a la municipalidad, a pesar de tener rótulos en las afueras de los locales.

Espere la próxima semana la tercera y última parte de esta investigación.

Lea la primera parte de esta investigación.

Comentarios

Todos los campos son requeridos.

47 Av. Norte #226, Col. Flor Blanca, San Salvador.
Contáctanos: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.