Estafas y empresas piramidales acechan a los jóvenes (Parte III)

09 Abr 2017 Redacción Vanguardia

Tercera y última entrega de la investigación acerca de la es estafas piramidales que acechan a jóvenes necesitados de una opción laboral.

Redacción Vanguardia El Salvador, con aportes de "Grupo los 7"*

Fotografía: Referencia

Vendiendo ilusiones

Las empresas piramidales además de ofrecer empleos falsos a los jóvenes venden productos sin registro sanitario que representan un riesgo para la salud de los consumidores. La búsqueda para saber si estos productos están registrados comenzó en la Defensoría del Consumidor, donde solicitamos información sobre denuncias de Ultra HCG, Nutra Burst, IASO OIL, Strike Up y IASO TEA, suplementos para tratamiento de belleza, reducción de peso y potenciadores sexuales que son utilizados y comercializados por Total Life Changes y Vida Divina.

Las tácticas que utilizan estas empresas es vender necesidades para el ser humano como kits de té naturales para curar enfermedades, kits de perfumería, pero lo más importante, la venta de productos para rebajar de peso. Esto es un modo estratégico porque la mayoría de personas tienen la ambición de bajar de peso, rápido y saludable.

Al ser una de las exigencias del mundo actual, el lucir un cuerpo esbelto y tonificado, se convierte en una de las mejores maneras para poder sacar dinero de las bolsas de las personas de una manera persuasiva.

Ni la Defensoría del consumidor, ni la Dirección Nacional de Medicamentos (DNM) tienen en sus registros denuncias sobre los productos. Sin embargo, la DNM emitió una alerta en marzo del 2015 sobre  Ultra HCG, un producto  que se utiliza para modificar el metabolismo de las personas y así poder adelgazar y que es anunciado en Facebook por la empresa Total Life Changes hasta la actualidad, pese a la alerta.

El registro sanitario del Ministerio de Salud implica que se ha comprobado el origen, eficacia, seguridad y calidad y otros aspectos para que se considere un producto apto al consumo. Ni Ultra HCG, Nutra Burst, IASO OIL y Strike Up posee un registro sanitario que certifique su eficiencia, estas empresas hacen vender a sus ¨futuros empleadores¨ estos suplementos para obtener un empleo y que al no ser comprobados sus efectos perjudicarían la salud de quien los consuma, exponiendo a los jóvenes vendedores a sanciones administrativas y penales, que en el afán de obtener el preciado empleo hacen lo que sea.

Mientras que IASO TEA, el producto que compró el equipo investigador, posee registro de propiedad intelectual y además contiene la etiqueta de información nutricional, pero no tiene un registro sanitario, es decir que este producto puede ser comercializado bajo la marca IASO, más no consumido por falta de registros. 

Rina Toledo, experta en medicina natural, explica que el producto IASO TEA, vendido por Total Life Changes, es otro engaño más, debido a que los ingredientes que posee no tienen efectos para bajar de peso. Hierbas como Malvavisco, hojas de Caqui, Cardo Santo, hojas de Malva o Mirra poseen entre sus propiedades ser diuréticos es decir eliminar los líquidos retenidos en el organismo y no reducir peso.     

El consumidor al beber IASO TEA por una semana, habrá eliminado todos los líquidos retenidos a través de la orina, y por ende ¨bajado de peso¨. La persona al notar unas libras menos decide comprar nuevamente el té pero los líquidos retenidos ya habrán salido de su cuerpo, por lo que la siguiente semana el consumidor ya no notará un cambio y comenzará un proceso de deshidratación, llevándolo incluso a una enfermedad renal.

Total Life Changes vende productos que no cuentan con un registro sanitario debido a que el proceso para obtenerlo requiere de tiempo y papeleo, lo que podría alertar a la autoridades sobres las prácticas que realizan al no pagar impuestos.

Por lo tanto, las personas que consumen los productos se exponen a serios riesgos porque no existe certeza sobre las condiciones en las cuales son fabricados, almacenados y transportados, además de posibles complicaciones que pueden afectar su salud. 

El camuflaje de la estafa

El modelo piramidal  surgió en Estados Unidos, a pesar de su éxito en un corto plazo, genera a la larga poca rentabilidad de sus ingresos, puesto que es muy vulnerable que las personas que salgan del negocio pierdan dinero al no vender los productos. Las empresas investigadas mencionaban que si nos iba bien en el “proyecto” podríamos jubilarnos jóvenes y con una pensión nada despreciable, esta práctica se vuelve una mentira, una mentira como los jugosos sueldos que prometen.

A través de diferentes estudios internacionales, se logró concluir que el 80% de las ganancias se concentran en las personas que logran subir puestos dentro de la pirámide, así lo explicó Miguel Pineda, Coordinador de la Escuela de Mercadeo de la Universidad de El Salvador. Como toda pirámide, la base es amplia y logra mantener y alimentar al pequeño grupo que se encuentra en la punta. Para las personas que son reclutadas y logran pertenecer en este tipo de empresas, su dinero está en riesgo, el riesgo de perder la “inversión”, como lo dicen en las capacitaciones que realizan.

El país tiene deficiencia y retraso en censos, al no manejar estadísticas actualizadas sobre este modelo, sobre todo por la poca relevancia legal que se da por las autoridades competentes. La falta de denuncias de las personas inconformes permite o abren el paso a que estas empresas sigan realizando esta actividad en diferentes casas de alquiler, sin contar con una casa matriz.

¿Es justo que trabajen muchos y ganen pocos, en una misma condición? ¿En dónde queda la parte de la ética laboral? Es claro que se está violando la ética, ya que el nivel de esfuerzo de los jóvenes se ve recompensado con poco o nada de dinero, con la probabilidad de día a día perder lo único que tenían y depositaron con fe a estas personas, que lo único que hicieron fue burlarse. 

El acto ilegal de vender productos falsos, la publicidad engañosa, trabajo sin respaldo legal, la ética y la falta de registros y actualización de documentos, son parte de algunos  de los delitos que se le impondrían a estas empresas. Pero se va de una instancia a otra como el Ministerio de Trabajo, la Fiscalía o el Ministerio de Hacienda a obtener información o plantearle la situación y la mayoría solo conocen los casos pero no se hace nada para clausurar los lugares donde operan esta red de estafadores.

¿Oportunidades para todos?

Los jóvenes que se encuentran sin un empleo, están propensos de caer en las manos de empresas estafadoras que lejos de querer dar un empleo digno, solo quieren el dinero que a los otros les hace falta. Existen oportunidades y programas de empleos confiables y seguros para jóvenes, desde orientación, capacitación e inserción en una empresa, pero ¿por qué no son comunicados masivamente? ¿Por qué no todos los utilizan?

El Ministerio de Trabajo y Previsión social se encuentra al tanto de la situación actual del país respecto a la juventud y el empleo, de hecho conocen las estafas que se han ido dando a lo largo del tiempo y lo común que se ha vuelto caer en ellas; sin embargo, su acción se limita a atender a los pocos jóvenes que conocen los programas de empleo juvenil que como entidad gubernamental manejan y no a detener la operación de empresas estafadoras.

Según Leslie Servellón, jefa del Departamento Nacional de empleo del Ministerio de Trabajo y Previsión Social, los programas de trabajo que manejan son los que ejecutan de la mano con la Unidad de empleo juvenil o el convenio del gobierno con USAID con el programa “Puentes para el empleo” que ayuda a los jóvenes a reforzar sus aptitudes y a mejorar conductas como responsabilidad y puntualidad, mientras se le encuentra un empleo en las empresas aliadas.

El programa “Jóvenes con todo” lanzado recientemente, es un proyecto juvenil de empleo para jóvenes que residen en los municipios con un alto índice de violencia; sin embargo son pocos jóvenes los que se acercan a estos programas.

Servellón, aceptó que como entidad responsable de regular acciones ilícitas de empleos en el país, conocen de estas estafas y agregó que “son empresas pequeñas y no siempre están registradas” y que “sobre todo sucede con las empresas que se dedican a las ventas”.

Asimismo, mencionó que detener este tipo de operaciones no es fácil y que esta acción no le compete solo a una entidad, sino a varias que van de la mano para lograr una investigación acertada y dar un alto a estas empresas. A pesar de mencionarle los nombres de las empresas y todos los datos investigados sobre su registro, la evasión de impuestos y la estafa que realizan, Leslie se limitó a decir que no podía brindar esos datos.

Las empresas estafadoras se burlan de la justicia, autoridades como el Ministerio de Hacienda, la Fiscalía General de la República o el Ministerio de Trabajo conocen está situación pero no actúan, los programas de empleo juvenil existen pero no son promovidos; los medios de comunicación no dan seguimientos a estos casos y son invisibilizados de la agenda.

Los jóvenes no se dan cuenta de la estafa en la que están cayendo, por falta de información o por ingenuidad, las denuncias no son escuchadas y si lo hacen no procede por falta de pruebas, Total Life Changes, Procorp, Concepto en Ventas y ZBC seguirán haciendo

Puede leer las entregas anteriores de este tema:

Primera entrega.

Segunda entrega.

*Esta es una investigación realizada por estudiantes de Licenciatura en Periodismo de la Universidad de El Salvador.

Comentarios

Todos los campos son requeridos.

47 Av. Norte #226, Col. Flor Blanca, San Salvador.
Contáctanos: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.