La doble defensa de los territorios: Berta Cáceres y las niñas violentadas

20 Mar 2017 Redacción Vanguardia

El Salvador es un país donde una niña violada puede ser encarcelada hasta por 50 años, por una complicación obstétrica, pero acusada por “aborto” u “homicidio”; por lo que un gran número de personas se concentraron en actos culturales donde se exigió  la defensa del territorio, teniendo como ícono a Berta Cáceres y su lucha por defender las tierras y el cuerpo mismo. La despenalización del aborto fue otra interpelación por las personas que asistieron al evento.

Por: Eduardo Barahona

Fotografía: Eduardo Barahona

Marzo el mes donde se conmemora a la mujer, pero el espectro de ser mujer va más allá de la tipificación de sexo y la cosificación de seres hermosos, la mujer siempre fue la obligada a salir de la desventaja impuesta por un sistema machista. En 1857 en New York, Estados Unidos miles de mujeres marcharon  por exigir sueldos de calidad  y que se detuviera la explotación laboral, lo cual causo el enojo de los dueños de la empresa textileras e incendiaron la fábrica junto a las mujeres, un saldo  de 129 mujeres incineradas.

La historia se repite en pleno siglo XXI, justamente el 8 de marzo de 2017 cuando se conmemora la lucha de estas mujeres, la historia trágica se repite alrededor de 40 niñas fueron quemadas en una casa hogar de Guatemala, el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, de San José Pinula. Luego del feminicidio en masa se reveló que dentro del lugar las niñas se sentían frustradas tras ser abusadas sexualmente, lo que llevo a protestar. Las causas aún no se esclarecen pero no fue suicido aseguran muchas organizaciones en defensa de derechos humanos, “Esto fue un asesinato, un feminicidio de niñas que se revelaron ante el abuso” se ha manifestado.

En honduras, en 2016 fue asesinada la activista Berta Cáceres por la defensa del medio ambiente y el rescate de la cultura lenca, una defensora que decía que los territorios tenían que ser defendidos a toda costa, etimológicamente territorio de los sufijos Terra y orio , tierra y pertenencia también se podría ver de una manera más versátil sobre la decisión de nuestro cuerpo en casos donde este peligro la vida, un derecho que todos y todas tenemos a esto parte una acto Semillas que transforma, Berta vive” junto al festival “Resistiendo  e insistiendo sobre nuestro derecho a decidir”

Dentro de la visión de Berta Cáceres, muchas mujeres y hombres se han unido ante su trabajo humanitario, Rocío Villatoro es una de esas personas que asegura que se auto convocaron para conmemorar un año de la muerte de Berta y a la vez apoya la despenalización del aborto de las cuatro causales ante un embarazo.

1. Cuando está en peligro de muerte la madre

2. Por la mala formación del feto, incompatible con la vida fuera del útero

3. Por violación.

4. Por estupro (Delito cuando una persona mayor tiene relaciones sexuales adolescentes aunque esta esta apruebe la relación)

Roció Villatoro dijo; “Berta era una mujer indígena lenca, feminista, defensora de la naturaleza y la vida, cuando hablamos de la defensa del territorio es verdad defender la naturaleza y defender nuestro propios cuerpos por lo tanto las cuatro causales  por la despenalización del aborto son necesarias ser aprobadas, ella fue asesinada por defender el asesinato de un rio y decía no podemos defender un rio sin defender nuestro cuerpo; Tiene que ser una lucha vinculado, la defensa de nuestro propia vida es la resistencia.”

Entre el arte en el centro de San Salvador, todos y todas se acercaron y mostraron sentimientos muy fuertes; Imagínese ver una sonrisa amplia mientras disfruta una obra que recalca la importancia de la defensa de derechos humanos, imagínese que esa sonrisa tiene alrededor de 13 años, y esa misma sonrisa se vuelve parte de la obra y luego ya no es sonrisa y es llanto y dice “Mire usted no sabe, yo no quiero tener al bebe, yo fui violada no entiende que fui violada” y las lágrimas de la sonrisa que ahora es llanto se transforma en dolor puro u otra persona que interviene y dice: “a mí no me dejaron estudiar porque estaba embarazada en la escuela.”

El grupo de teatro Amorales capto la esencia del dolor tras agresiones sexuales y la falta de oportunidad de una niña que termina encarcelada por decidir no tener un bebe de una violación. Lo descrito anteriormente no fue previsto en la presentación, dos personas del público se unieron para hacerse sentir.

El territorio doblemente defendido nuestros recursos ambientales y nuestros cuerpos fue la visión exacta de estos procesos realizados en el parque San José, en el Centro de San Salvador

Edith Elizondo, quien es parte del colectivo Amorales, asegura que dentro de la visión de despenalización del aborto ante las cuatro causales antes mencionadas, no son un acto netamente de capricho o de irresponsabilidad sino todo lo contrario un acto por salvaguardar vidas en ámbitos físicos y emocionales.   

“Yo creo que aquí hay que garantizar la salud y la vida de las mujeres, nosotras pedimos que las mujeres puedan decidir, digamos en mal formaciones congénitas el hospital de maternidad reporta 22 casos de estos 22 casos 4 son incompatible con la vida, eso quiere decir que son productos anencefálicos.”

Elizondo recalco que no se despenaliza el aborto en estos casos pero que existen deficiencias que permiten que los hombres adultos se casen con la niña violentada salvándose así de la cárcel, mientras la niña puede ser enjuiciada por 50 años de cárcel ( el artículo 14 del Código de familia establece: “No obstante lo dispuesto en el ordinal primero de este artículo, los menores de dieciocho años podrán casarse si siendo púberes, tuvieren ya un hijo en común, o si la mujer estuviere embarazada”) Por lo tanto derogar el artículo 14 del código de familia  y garantizar la vida de las mujeres que ellas decidan, en ese punto específico hay contradicciones con la Lepina cuando se habla de estupro.

Las asociaciones feministas además de pedir que se invalide el artículo 14 del código de familia también afirman la necesidad porque se derogue o se reforme el artículo 133 del código penal ( “133.El que provocare un aborto con el consentimiento de la mujer o la mujer que provocare su propio aborto o consintiere que otra persona se lo practicare, serán sancionados con prisión de dos a ocho años.”) bajo las cuatro causales, estupro, violaciones, riesgo de vida de la mujer, por mala formación de feto, por lo tanto  ambos festivales por Berta y por la vida de las mujeres se unieron para hacer este llamado.

Diputados del FMLN como Lorena Peña están a favor a que se brinde este cambio en las leyes con las causales antes mencionadas, pero de igual manera existe una mayoría de diputados de ARENA y otros partidos que se oponen a los cuatro apartados para poder realizar abortos seguros en el país.

Al final  existe una discusión de poderes políticos, pero no se formula una discusión por el bienestar de las niñas violentadas a corta edad, por lo que al final sigue existiendo un limbo en cuanto al tema de la defensa de los menores violadas y obligadas a casarse con sus agresores, la historia se repite, pero como Berta Cáceres y otras mujeres que dieron su vida por los derechos humanos  y sus territorios, siguen apareciendo  trabas, cuestionamientos, afirmaciones y negaciones  en el tema de despenalización del aborto.











Comentarios

Todos los campos son requeridos.

47 Av. Norte #226, Col. Flor Blanca, San Salvador.
Contáctanos: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.