Desacato popular en defensa del SITRAMSS

13 May 2017 Redacción Vanguardia

La sociedad salvadoreña no se quedó callada ante la suspensión de la exclusividad del carril segregado del Sitramss. Algunos mostraron su opinión ingresando en el carril desde antes de que la medida fuera adoptada. Muchos otros decidieron defender lo que consideran un beneficio para la población más necesitada.

Por Miriam García

La población se manifestó desde el primer día que entró en vigencia la suspensión de la exclusividad del carril segregado del Sistema integrado de transporte de San Salvador (SITRAMSS). Las manifestaciones de descontento se canalizaron en movilizaciones, protestas y el lanzamiento de una campaña social de desacato popular a la que diversas organizaciones consideran una medida antipopular de la Sala de lo Constitucional.

El lunes 8 de mayo, por la tarde, la Sala de lo Constitucional lanzó la medida cautelar donde se suspende la exclusividad del carril segregado, mediante una sentencia donde señalaba que dicha medida obedecía a “interés colectivo”; señalando que no toda la población podía hacer uso de este carril. Así mismo, señaló que la concesión para la utilización de esta vía, adjudicada a la empresa Sipago; no pasó por la aprobación de la Asamblea Legislativa.

Esta medida nace en respuesta a una demanda interpuesta por el ex empresario de transporte colectivo de pasajeros, José Luis Álvarez, y fue apoyada por otro empresario del Sistema de Transporte, Genaro Ramírez. Desde el día en que fue lanzada la medida; algunos automotores comenzaron a utilizar el carril, aunque por hacerlo antes que fuera legalizado por la sala; recibieron multas.

Sin embargo, del otro lado de esta resolución se manifestó en primera instancia la empresa Sipago; que señaló suspendería operaciones en El Salvador, pues dicha medida impedía las características de los autobuses de transporte rápido (BRT) del SItramss. No obstante, luego de un acuerdo con el gobierno de la república, a través del Viceministerio de Transporte, se continuaron las operaciones, aunque sensiblemente afectadas por la medida.

Pero la empresa, miembro de la Unión de empresas Sitramss, no fue la única que se manifestó. La población usuaria de este sistema y directamente afectada por la medida, se manifestó desde el primer día en que entró en vigencia. Estaciones de Soyapango y Parque Infantil fueron en las que se concentraron cientos de personas, con carteles, pancartas y una resolución de desacato a la medida.

Nos hacemos presentes porque creemos que esta decisión de la sala de lo constitucional afecta al pueblo salvadoreño; porque garantizaba viajar con comodidad, seguridad para las mujeres (…) queremos que se resuelva esa resolución que ha tenido la CSJ porque no podemos votar proyectos que beneficien a la colectividad. Estamos porque se fomente un transporte público donde vayan más personas que carros particulares con una sola persona” señaló Cecilia Murillo, integrante del Foro Nacional de Salud, organización que se hizo presente a la manifestación en el Parque Infantil.

La medida afecta, en primera instancia a mas de 45 mil personas que diariamente viajan en el Sitramss, en diferentes horarios y tramos. No solo a quienes lo abordan para ir y volver a sus trabajos (dos veces por día) si no a muchas personas más. “Yo también soy una usuaria y me gusta la seguridad y está bien que el sitramss siga adelante (…) La sala de lo constitucional no está a favor del pueblo, si no a favor de los areneros y los millonarios. Está a favor de las personas que tienen dinero y pueden sacar lucro y provecho de esto” manifestó Elsy Margarita Cestona, una usuaria que llega a utilizar el Sitramss luego de viajar desde Aguilares.

A su opinión se sumó la de Rocío Menjívar, usuaria, quien señaló: “es un proyecto del gobierno que hizo para el pueblo y son muchos usuarios y usuarias las que son beneficiarias de este proyecto y por eso estamos unidos, el pueblo debe estar unido defendiendo la necesidad de nosotros.”

Walter Araujo, ex magistrado de la Corte Suprema de Justicia, también acompañó la manifestación, y agregó que esta situación ahora no solo afectará a los 45 mil usuarios, sino a muchas más personas de toda la cuenca del Área Metropolitana de San Salvador.

“Esto era la primera etapa de un programa, de un proyecto que traerá beneficio no solo a los usuarios sino a la colateralidad de todo San Salvador porque esto recién iba a comenzar la segunda etapa. ¿Qué es lo que tenemos? Una medida cautelar arbitraria, hemos escuchado declaraciones de la sala de lo constitucional que han sido recusados formalmente y que en un punto totalmente arbitrario tomaron una medida antes de hacer esa recusación. El caos vehicular que esto va a generar en San Salvador va a ser peor que lo que hemos enfrentado todo este tiempo” dijo Araujo.

Los manifestantes cerraron el carril segregado del Sitramss, hicieron retroceder a los automóviles particulares que habían ingresado en la vía, hasta que salieran y luego dejaron circular únicamente a unidades del SItramss. Sin embargo, el resto del día, los automotores continuaron ingresando, lo que provocó un sensible retraso en los tiempos ya establecidos de las unidades.

El desacato popular se unifica

Ante la situación que se generó, diversas organizaciones sociales, aglutinadas en la Alianza por la Gobernabilidad y la Justicia (ASGOJU) se manifestaron este viernes 12, y lanzaron una campaña de desacato popular a la medida de la Sala; por diversas razones que consideran deben ser consideradas para devolver la exclusividad al carril segregado.

“(El Sitramss) es un transporte amigable con las personas con discapacidad. NO hay otro transporte donde las personas con discapacidad puedan entrar con dignidad. También es un espacio donde la gente es tratada con calidez y menos contaminante con el medio ambiente. Esta última medida tomada por la Sala de lo Constitucional nos parece el colmo de una medida de generación de propuestas que son absolutamente antipopulares” señaló Margarita Posada, del Foro Nacional de Salud y parte de ASGOJU.

Posada señaló que con esta ya son varias las medidas de la Sala que tiene un tinte “totalmente alejado” a lo que realmente señala la constitución. “Ninguno de los magistrados tiene la legitimidad democrática para torcer el rumbo del país entero y se ha pronunciado. Como Asgoju estamos haciendo un llamado a todas las personas y organizaciones sociales para que vayamos construyendo de manera colectiva un desacato popular. Hemos llamado la campaña desobediencia cívica y desacato popular contra la sala in y anticonstitucional.”

A estas opiniones también se han sumado con mucha fuerza las de ambientalistas salvadoreños, como Ricardo Navarro, de CESTA, quién señaló que debe reinstalarse la exclusividad del Sitramss y fomentarse su uso pues genera menos emisiones contaminantes que los autobuses tradicionales y muchos automóviles particulares.

La desición de 4 magistrados de la Sala de lo Constitucional (Belarmino Jaime, Sydney Blanco, Rodoflo González y Florentín Meléndez dividió indudablemente a la población. El magistrado presidente, Óscar Armadno Pineda, no apoyo la suspensión. Poco antes del lanzamiento de esta medida cautelar, el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén solicitó la recusación de los cuatro magistrados de esta temática por “conflictos de intereses”; ahora revisar la medida cautelar, sus impactos y decidir una resolución definitiva está en manos de magistrados suplentes; a quienes la población afectada pide que actúen en beneficio de aquellas personas que más necesitan un transporte digno.








Comentarios

Todos los campos son requeridos.

47 Av. Norte #226, Col. Flor Blanca, San Salvador.
Contáctanos: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.