La nueva mentira de Trump: el fracaso total de una campaña de "esperanza"

19 Abr 2017 Redacción Vanguardia

En los últimos días hemos sido testigos de una serie de acontecimiento que marcan el rumbo del mundo y que podría, en un futuro no muy lejano, tener repercusiones fundamentales en la vida de los habitantes de este planeta, que a la larga no está bien políticamente.

Por Evin Alexis Pinto*

Hace unas semanas fuimos conmocionados por el ataque con armas químicas en la conflictiva Siria que tiene más de seis años de estar sumergida en una guerra civil y que tiene una fuerte concentración del grupo terrorista – financiado y armado por EEUU y la OTAN – denominado ISIS.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en sus pocos meses de mandato, culpó directamente al gobierno de Bashar al-Assad de usar armas potentes y masacrar a cientos de personas – o por lo menos lo que vimos en los medios internacionales – con el uso de este tipo de armas.

Inmediatamente el gobernante estadounidense ordenó atacar bases militares del ejército de Siria, alegando la falta de respeto hacia los derechos humanos. Nuevamente como en gobiernos gringos anteriores, EEUU salió a la “defensa de la protección de personas alejadas al conflicto” para buscar una pronta salida al conflicto.

Pero ¿realmente EEUU quiere salvaguardar la libertad de las personas? EEUU tiene al presidente Bashar al-Assad como un dictador que a la fuerza está gobernando ese país. Hemos visto antecesores gringos utilizar cualquier tipo de excusas para intervenir a países que no se alinean a sus intereses y que están siendo apoyados por países que no van con su “corte capitalista”. Siria es apoyada por Rusia, un país enemigo de EEUU.

Los ataques anteriores a Afganistán, Irak incluso el apoyo armamentístico a Israel para exterminar completamente a los palestinos son muestras que el intervencionismo imperial de EEUU marca lo que siempre hemos pensado: Gobernar al mundo con sus leyes y mantener el control del oro negro para sacar a todos del mercado.

Los intereses de EEUU no están basados en que los países estén en paz sino en acabar con el control territorial de los países no alineados a su régimen capitalista.

En Latinoamérica hemos visto más de cerca la intervención activa de los gobiernos gringos: Paraguay, Honduras, Venezuela, Argentina, Chile, Ecuador, Bolivia Nicaragua, Guatemala, entre otros han visto las intervenciones “americanas” en sus políticas.

Nuevamente EEUU miente al decir que busca el respeto de los derechos humanos y el fin de las dictaduras que tienen ”sometidos” al pueblo a vivir en la hambruna total que desata las guerras civiles.

Trump miente al decir que su prioridad es buscar nuevamente la estabilidad económica del país norteamericano y que no se encargará de crear guerras innecesarias. Trump es el nuevo “Hittler” del siglo XXI y seguirá interviniendo en todos los países del mundo.

El conflicto de Siria no es el único de su interés, sino también de Corea del Norte lo cual ha provocado una inestabilidad política al mundo en donde los países con nuevas tendencias están siendo más activos y mostrando su armamento, signo que una guerra se aproxima.

¿Podemos creerle a Estados Unidos y a Trump, cuando ten toda la historia han mentido? ¿Le crees a un presidente con políticas antimigrantes y anti cambio climático? Trump está a punto de crear una guerra inminente en la cual todos seremos los afectados, si seguimos apoyando a EEUU en su plan de gobernar el mundo.

*Periodista de Vanguardia El Salvador y estudiante de periodismo de la Universidad de El Salvador

Comentarios

Todos los campos son requeridos.

47 Av. Norte #226, Col. Flor Blanca, San Salvador.
Contáctanos: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.