Deuda educativa, herencia de Centroamérica

12 Abr 2015 Redacción Vanguardia

La educación, eje fundamental del desarrollo y los problemas históricos que enfrenta para llegar a la población centroamericana y favorecer el desarrollo son el tema que destacamos en nuestro editorial.

Redacción: Vanguardia

La educación en Centroamérica es una deuda histórica que tienen todos los países de la región. En América Central se firmó una Política de Educación Centroamericana (PEC), la cual fue aprobada en la Ciudad de Guatemala, el día 7 de diciembre del 2013, en el marco de la 19ª Reunión de Educación.

Esta Política surgió en el seno del Consejo de Ministros de Educación de los países miembros del Sistema de Integración Centroamericana, a partir del Acuerdo #1 de la 16ª Reunión de Ministros de Educación de la CECC/SICA, realizada en San Salvador, El Salvador, los días 01 y 02 de diciembre de 2011, dado que la Agenda Regional de Educación 2009/11 había cumplido con el periodo para el cual fue puesta en marcha.

Aunque esta PEC tiene como objetivo incluir a toda la población en el fomento de la educación como un Derecho Humano Universal y a los Estados garantes de ese derecho sin discriminación e igualdad entre todos y todas, no se han cumplido los objetivos trazados hasta la fecha.

El único país que contiene la mayor tasa de alfabetización es Costa Rica que tiene una tasa de alfabetización de casi el 95%, lo que lo convierte en uno de los países más alfabetizados de América Latina. Esto se debe al hecho de que la educación se hizo obligatoria y gratuita en 1869 (pagada con creces gracias a los ingresos del país derivados del café) y que muchos de sus presidentes habían sido profesores.

La educación de Costa Rica está controlada por el Ministerio de Educación y es obligatoria desde primaria hasta secundaria (con 16 años). Después de esto, los estudiantes pueden elegir continuar hacia la educación superior en la universidad o formación profesional. Costa Rica también tiene más de 100 bibliotecas públicas, un recurso vital para los adultos que no tienen la oportunidad de continuar su educación tras la secundaria.

Hay muchas escuelas en inglés en Costa Rica y muchos de sus estudiantes son nativos costarricenses aunque también hay bastantes británicos, estadounidenses, canadienses y europeos de varios países.

Por otra parte Guatemala es el país con más alto grado de analfabetismo en la región y el problema se concentra sobre todo en las zonas rurales y urbanas marginales, particularmente entre las mujeres, especialmente en la población que vive en condiciones de pobreza y pobreza extrema.

Por otro lado Honduras es el tercer país en Latinoamérica que más dinero gasta en educación en relación al PIB, pero el que presenta la peor eficiencia del gasto público, que se refleja en un nivel educativo carente. La causa principal de esta problemática está que el sistema educativo se caracteriza por una falta de gobernabilidad y políticas públicas enfocadas en la educación.

Asimismo Nicaragua, quien tiene la menor tasa de migración de la región, carece de un sistema educativo funcional, según estadísticas de “radiolaprimerisima”, la población adulta nicaragüense (entre 25 y 59 años) evidencia un nivel de escolaridad promedio que se encuentra por debajo del promedio regional centroamericano y latinoamericano.

En El Salvador, la tasa de analfabetismo es del 16%, para las personas mayores de 15, según cifras oficiales. Costa Rica apenas tiene un 4%; en cambio, Guatemala, 27%  y Honduras 16%. Los departamentos más afectados en el país son La Unión, Morazán, Usulután, Cabañas y Chalatenango.

Ante esto a pensar de la firma del PEC, que hasta la fecha los gobiernos centroamericanos no han cumplido con el mandato, los Ministros de Educación de toda la región no se han esforzado por sacar adelante los índices de escolaridad y analfabetismo que hay en la región.

Hay factores involucrados los cuales afectan a la población en general: El desempleo, la inseguridad en los centros escolares, la falta de oportunidades, y el mismo sistema educacional que no se ha reformado desde hace ya décadas.

En El Salvador aun manejamos un sistema cafetalero. La prueba más contundente en que el sistema de educación ha fallado es la Prueba de Aprendizaje y Aptitudes para Egresados de Educación Media que tiene bajos porcentajes de con una nota promedio del 5.3.

Asimismo la prueba de Admisión de la Universidad de El Salvador los cuales miles de estudiantes egresados de bachillerato de someten, con resultados sumamente bajos con un promedio de 4.1 en la primera jornada.

Y no sólo en El Salvador, sino es en toda Centroamérica, con educación gratuita y de calidad de forjan mejor oportunidades de empleos y profesionales capaces para hacer que una nación y una región se desarrolle en términos políticos, económicos y sociales, también culturales.

La falta de apoyo por las autoridades gubernamentales, y la apatía por parte de la población centroamericana es uno de los factores más importantes dentro de los problemas educacionales en la región. Es hora de exigir educación básica, media y superior de calidad y gratuita, así como inversión económica para el funcionamiento de la infraestructura de los recintos escolares.

Comentarios

Todos los campos son requeridos.

47 Av. Norte #226, Col. Flor Blanca, San Salvador.
Contáctanos: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.