La incertidumbre del sistema de pensiones (Entrevista)

22 Abr 2017 Redacción Vanguardia

Asegurar el futuro era la premisa con que se vendió el Sistema de Administración de Pensiones, con todo y su ley en 1997. No obstante, parece que concebir las pensiones como un derecho del trabajador y trabajadora nunca fue el objetivo principal de este sistema.

Por Miriam García

Fotografías: Carlos Coreas

Las pensiones son un tema que se cierne con incertidumbre sobre todas y todos los salvadoreños; pues asegurar una vejez digna y sustentable en un país que ha depositado este beneficio en el sistema privado es complejo. El sistema actual de pensiones nace en 1997 con la ley del Sistema de Administración de Pensiones (SAP); pero no pasaron ni siquiera diez años para que tuviera su primera crisis. Ahora, en 2017, enfrenta la segunda. En Chile, país modelo de este sistema y del que El Salvador calcó la iniciativa, el sistema ha colapsado y ha hecho que la gente se movilice en las calles exigiendo una mejor administración de sus fondos a futuro. ¿Y en El Salvador?

Las opciones a esta situación a la crisis en que se encuentra el sistema de pensiones; que se prevé no será sostenible al ritmo que va son una propuesta de estado y una propuesta “ciudadana” con influencia de la empresa privada. Para Juan José Ortiz, economista y director de la Fundación Alternativas, ninguna resuelve el problema ni toma en cuenta a la esencia del sistema: Los trabajadores.

La primera propuesta que se ha presentado, por parte de la Iniciativa Ciudadana para las Pensiones (ICP), apoyada por la Empresa Privada, a juicio de Ortiz, está elaborada a manera de beneficiar a las AFP inicialmente

En el sistema actual, se cotiza el 13%, del que un 10.8 es lo que ahorro y 2.2% se le paga a la AFP, ¿esto que significa?

Nosotros debemos de ser el único país en el mundo donde le pagamos a una institución privada por no hacer nada más que retener el dinero, es  decir cuando tu abres una cuenta bancaria en el sistema privado, la banca tradicional, la banca te paga un interés, mínimo miserable incluso pero te paga, aquí es al revés, le pagamos a la AFP  el dos punto dos por ciento. Bueno de la propuesta que está haciendo la ANEP, ellos hablan de once por ciento a la cuenta individual, mantiene un dos por ciento de comisión y seguros, o sea la ganancia de ellos aquí baja punto dos, y crean una nueva figura que le llaman beneficios por longevidad, dejemos esto ahorita, ya vamos a explicar que es eso.

De ese trece por ciento 10.8 va a la cuenta individual, de cada cotizante y 2.2% queda en concepto de seguros y comisión que cobran las AFP. Nuevamente nosotros debemos de ser el único país en el mundo donde le pagamos a una institución privada por no hacer nada más que retener el dinero, es decir cuando tu abres una cuenta bancaria en el sistema privado, la banca tradicional, la banca te paga un interés, mínimo miserable incluso pero te paga, aquí es al revés, le pagamos a la AFP el dos punto dos por ciento. Bueno de la propuesta que está haciendo la ANEP, ellos hablan de once por ciento a la cuenta individual, mantiene un dos por ciento de comisión y seguros, o sea la ganancia de ellos aquí baja punto dos, y crean una nueva figura que le llaman beneficios por longevidad, dejemos esto ahorita, ya vamos a explicar que es eso.

¿Qué se propone en ICP?

Proponen que la cotización suba de 13% a 15% Uno dice:  “es cierto lo que dice la ANEP, ya  a mi cuenta no va ir un 10.8 por ciento sino que 11, y ya no me cobran dos punto dos de comisión , sino que dos punto cero ,entonces me beneficia la propuesta.” Pero sigamos desglosando números, de este 10.8, 6.25 lo aportas tú como trabajador, el cotizante, y 4.55 lo aporta el patrón y todo esto se va de forma inmediata a tu cuenta, esto va a ser clave cuando veamos la propuesta, de forma inmediata. Veamos aquí de este 11 por ciento la ANEP plantea que ahora tú vas a aportar el 7.25 por ciento, es decir, tú pagas actualmente 6.25, ahora vas a pagar un 7.25,  se te incrementa un punto. Solo ahí ya se te fue el 4% que ellos te ofrecen de ganancia y ya estás pagando 0.6 más.

Pero aquí viene el truco: el patrono va a pagar 3.75; pero resulta que este 3.75 va a ser escalonado, y ellos hablan que entre 0 y 10 años el patrono solo va a pagar 0.75% , de 10 a 20 años, ellos van a pagar el 1.75, de 20 a 30 ellos van a pagar el 2.75 y hasta que tengan 30 años ya sus empleados de cotizar van a pagar el famoso 3.75 que te están ofreciendo.  Tú vas a estar pagando entre 0 y 10 años lo mismo, de 10 a 20, y de 20 a 30, tú vas a estar pagando lo mismo, son ellos los que van de forma gradual, aumentando en el tiempo

Es decir, de 10 a 20 años tú vas a aportar 7.25, el patrono 1.75, y en 20 años a tu cuenta va a parar el 9 por ciento, mirá cuanto vas a pagar actualmente, 1.8 que te estarían bajando, ahora veamos a 30 años, tú vas a seguir cotizando 7.25, más 2.75 del patrono, eso da el 10 por ciento después de 30 años cotizando, cuando actualmente a tu cuenta siempre va el 10.8.  Y finalmente verdad de 30 años en adelante tú vas a aportar el 7.25 y ellos el 3.75, eso te va a dar este famoso 11 por ciento. Hasta después de los 30 años cotizando.

Pero resulta que te da 8, 9, 10 y 11, pero el número mágico es 15, ¿qué se hace con el otro 7%? Ese 7% está dividido en dos cosas, en este dos por ciento que ellos te van a seguir cobrando, y en un cinco  por ciento que va a ir para este beneficio de longevidad, y cuando leas los documentos de ley va a ver que en un artículo te dice que es el dos por ciento, pero en los artículos finales te sale que para los primeros 10 años va a ser del 5 por ciento.

es decir que vendría a ser igual que esto solo que iría en disminución hasta que el engaño va a ser el doble

Luego aquí va el nueve más seis, y de ese seis te van a cobrar dos, de comisión y cuatro por ciento que va a ir a este beneficio. Cuando sean diez, va a ser el 5 por ciento, te van a cobrar el 2 y el 3 por ciento, y finalmente hasta dentro de 30 años va a ser del 4 por ciento, dos que te cobran ellos, y este famoso 2 por ciento que habla la ley.

¿Estos beneficios puestos van a ser hasta después de los 30 años?

Así es ¿en qué consiste este famoso beneficio de longevidad, del 2 por ciento? Resulta que el sector privado ya públicamente reconoce que tu pensión se va a acabar. Ellos te dicen de la forma más cínica, y, yo lo digo así, y que me disculpen las personas que lean esta entrevista, pero es cínico: En 1996, cuando se aprobó la ley SAP el discurso de la ANEP era, “en este momento el gobierno controla su dinero, y el gobierno se va a acabar la pensión, entonces es mejor pasar a un sistema privado de reparto de cuentas individuales”

¿Por qué se planteó?

Se planteó así: que “no es justo” que en el Estado yo estoy cotizando para pagarle a otros que van más adelante que mí persona.  Es decir, yo entro a trabajar hoy con 18 años, empiezo a cotizar, todo eso iba a una bolsa del Estado y ese dinero servía para pagar a los que iban adelantados 30 años laboralmente. Entonces la ANEP decía, no es justo estarle pagando a personas que ni conoce, que usted este financiándole la pensión a alguien que va 30 años adelante que usted. ¿Y qué va a pasar si en un determinado momento, cuando a usted le toque pensionarse los jóvenes no le puedan pagar su pensión? Entonces ahí se inventaron la idea de crear un sistema de cuenta individual, y entonces te decían: “Mire es justo que a usted le descuenten pero eso va a su propia cuenta, usted no le está pagando a nadie, ni a su primo, ni a su tía ni a ningún desconocido, ese dinero va a ser para usted”. Vaya, entonces ahora dice la ANEP, “cuando usted se jubile a los 60 años, si es hombre, o a los 55 si es mujer, usted va a gozar de su pensión, pero cuando esa pensión se le termine, hoy  ya lo aceptan públicamente ¿Qué va a pasar? dicen ellos.  En la ley SAP vigente está establecido que cuando tu pensión se te termine el Estado llegue subsidiariamente a darte una pensión en base al salario mínimo. Pongamos un ejemplo, suponte que tú te jubilas con una pensión de 1000 dólares yse termina la pensión, la ley SAP vigente dice que el estado va a entrar a darte una pensión de 300 dólares, el salario mínimo vigente, entonces viene la ANEP y te dice: es que no es justo mire, usted ha pasado 30 años quebrándose la rabadilla, que obtenga 1000 dólares de pensión y que ahora que se le venga a acabar el Estado solo le va a dar 300, no es justo.

De la noche a la mañana preocupados por los pobres trabajadores

Y digo con cinismo porque ahora están preocupados por los trabajadores cuando hace solo dos meses se negaban a dar el incremento al salario mínimo

Cuando esa misma ley es producto de sus propias políticas

Si, entonces ahí es donde uno encuentra las contradicciones del discurso ahora preocupados por los trabajadores, pero hace dos meses hasta la sala de los constitucional han ido a presentar un recurso contra el aumento al salario mínimo. Pero sigamos, partamos de que el discurso es real, entonces te dicen: mire Miriam, cuando a usted se le acaben los 1000 dólares, no es justo que el gobierno le de 300, le vamos a seguir dando los mismos 1000, pero para eso necesitamos crear un fondo, con el 2 por ciento de sus mismas aportaciones, para poder obtener el beneficio de longevidad, es decir cuando ya se te acabe la pensión vas a poder aplicar a este mismo porcentaje, que te va a permitir seguir obteniendo una pensión de 1000 dólares, hasta que fallezca la persona.

Pero veamos ahora datos demográficos. La ley SAP dice que los hombres se jubilan a los 60 años y las mujeres a los 55, con treinta años de servicios laborarles, supongamos que la pensión les dura 10 años a los hombres, eso quiere decir que a los sesenta yo me jubilo, pasan los diez años, a los setenta ya se acabó.  Quiere decir que cuando yo cumpla setenta años yo voy a empezar a tener derecho a este beneficio. Pero resulta que la esperanza de vida aquí en El Salvador, es, según Naciones Unidas, de 72 para hombres y para las mujeres es de 65, por múltiples razones que no vienen al caso discutir. Entonces en el caso de las mujeres, ¿qué pasa?, si a los 65 años se te acaba la pensión, hasta ahí vas a tener acceso a este beneficio, en buen salvadoreño, si alguna vez llegamos a tener esas edades, vamos a gozar de ese beneficio.

Por eso es beneficio de longevidad, porque es que viva más de lo que se espera.

Así es. Ahora, resulta que el tema por el que las pensiones actuales han colapsado, es por el llamado fideicomiso, esa es una ley que se aprobó en la administración Saca. Un fideicomiso es una figura que tiene por objeto administrar un fondo propio.  Ojo, fondo propio. Resulta que en el 2005 que se aprobó el fideicomiso,  con Saca, el fideicomiso no se creó para  administrar un fondo propio,  se creó para adquirir deuda del Estado, es decir, dado que en la administración Saca comenzó ya a colapsar el sistema este de pensiones, se necesitaban recursos para pagarles a todos aquellos que se quedaron con el Estado, veamos, antes el 100 por ciento cotizábamos al Estado, con las AFP, casi el 85 se fue con las AFP, un quince por ciento se quedó en el Estado, entonces ¿qué sucede? Este 85 que cotizaba al Estado ya no lo hace, entonces el Estado fue perdiendo dinero para poder pagarle a este 15 por ciento, mucho de este 15 por ciento es la gente que tenía entre 50 y 60 años, y una buena parte los que tenían entre 30 y 50, hace 20 años, entonces resulta que los que tenían entre 50 y 60 solo cotizaron 10 años más, pero toda este 85 por ciento, toda esta masa de dinero, se las han llevado las AFP, entonces en  el 2005 que ARENA gobernaba, comenzó a tener problemas con este 15 por ciento.

Entonces el problema del préstamo no es como lo quieren hacer ver ahora, un problema actual.

Es un problema que lo creó el fideicomiso. Entonces resulta que las AFP cada año le prestan millones de dólares al gobierno para pagarle a todos estos pensionados que se quedaron con el Estado,  y el Estado le pagaba 1, entre 1.5, máximo dos por ciento, de tasa de interés. ¿Cuál fue el problema del fideicomiso?  Que desde la administración Saca hasta el día de hoy el Estado va teniendo cada vez más mayor tasa de interés, o sea tiene menos recurso para poder pagar sus compromisos. Entonces resulta que, año con año las AFP le dan 70 millones al gobierno, y el gobierno tiene la obligación de devolver los 70 millones, más el dos por ciento de interés, pero como no tiene liquidez, entonces este dinero no está regresando a las arcas de las AFP. Ni el dinero ni la tasa de interés, sin embargo, año con año, si están fluyendo 70 millones. Entonces resulta que el fideicomiso, que es una figura para administrar un fondo propio, se ha convertido ahora en una figura para adquirir deuda del Estado, y ese es en realidad el grave problema que tienen las AFP.

Bueno, volvamos al tema original de este beneficio para longevidad.  Aquí si reconozco como economista, que hicieron bien la plana, esto es un fideicomiso. Porque van a crear un dos por ciento de tus recursos, para el fondo de longevidad, en teoría vos (como cotizante) lo vas a disfrutar. Entonces, ¿cuál es el problema en realidad? resulta que las AFP  donde están los fondos de las AFP, casi 10 mil millones de dólares actualmente,  tienen cinco hoyos del tamaño de la capa de ozono, el primero es el fideicomiso, porque si bien en el anteproyecto de reforma que han presentado crean un verdadero fideicomiso, no eliminan el problema del anterior. En este momento andan en el 1 por ciento. En buen salvadoreño, crean el fideicomiso para darle sostenibilidad a las pensiones pero no eliminaron el fideicomiso número uno que está haciendo que drene el dinero y lejos de eso, en campaña estamos viendo que ellos dicen: el gobierno acaba de ir a colocar bonos por 550 millones de dólares, y le ha pagado al inversionista 8.60 por ciento. ¿Cómo es posible- dice la ANEP- que al inversionista extranjero le paguen 8.6 y a nosotros no nos pagan el dos por ciento?  Entonces felizmente la sala de lo constitucional declara este porcentaje inconstitucional, y entonces en el anteproyecto quieren el 4 por ciento, más el dos por ciento de la tasa libor. –

Es decir, estos 70 millones, con el seis por ciento-  veamos la falacia del discurso. Nuevamente uno dice: mire la ANEP anda preocupada por nosotros los trabajadores. Bueno, ¿quién gana si el gobierno comienza a pagar este 6 por ciento? Acordate que las AFP  originalmente  cobran el 2.2 por ciento,  de todo el dinero que hay. Entonces a las AFP   les conviene que el gobierno pague más. Pero, uno se pregunta: y si tan preocupados están de que los trabajadores paguemos más, ¿por qué no se le hace el mismo llamado a la banca privada? Es decir, yo ANEP debería de decirle a la banca privada, cuando voy a abrir mi cuenta de ahorro el banco me paga menos de este 2 por ciento que el gobierno paga y eso no es mentira.  Si ustedes tienen 100 dólares metidos en una cuenta de ahorro  allá por los 6 meses el banco les mete como dos centavos. Entonces, si tan preocupada está la ANEP  de que nuestros ahorros obtengan un a mejor rentabilidad, ¿por qué no le hacen el mismo llamado a la banca privada? Que pague mejores tasas pasivas. Aquí que la banca pague una miseria pero que el Estado pague el 6 por ciento. Con el discurso de que al inversionista se le pagué 8.6 entonces es justo que a nosotros nos pague el 6 por ciento.

¿Cuáles sería otros agujeros?

Segundo hoyo que está generando las AFP, las comisiones que ellos cobran. Nadie le habla de eso, Más o menos  el fondo tiene ahorita 10 mil millones de dólares, multiplicado por este 2.2 por ciento que la ley nos da, más o monos las AFP  cobran 25 millones de dólares, por no hacer absolutamente nada más que cobrarte por tener guardado tú dinero.  Tercer hoyo en la capa de ozono. Resulta que en el mes de abril de este año 2017 se va a graduar la primera promoción de pensionados de la ley SAP. Estamos hablando más o menos de 15 mil afiliados. Eso quiere decir que la AFP a partir de este mes tiene que empezar a erogar plata, durante 18 años solo estuvo recogiendo Y ganando interés. Entonces, ya llevan 18 años así.  A 25 millones de dólares por año, por 18 años la tasa de interés… entonces ahora no, ahora la AFP tiene que empezar a erogar, y vamos al otro hoyo. Pero también este año como la reforma está por cumplir veinte años, resulta que la ley SAP establece que si yo tengo entre 50 y 60 año, los hombres, y entre 48 y 52 las mujeres, y no tengo los 30 años para jubilarme, pero tengo la edad, me puedo jubilar. Supongamos que yo tengo 30 años laborados, pero no tengo los 60 años, estoy entre los 50 y 60, la ley establece que a estos cotizantes que decidan jubilarse,  la ley SAP les tiene que devolver todo el depósito. Entonces aquí estamos hablando por lo menos, siendo conservadores, de unas 7 mil personas que hay que devolverles su dinero. Y el último hoyo es este nuevo fideicomiso, que se llama beneficio por longevidad porque en el anteproyecto de ley crean este segundo instrumento pero no eliminan el primero, entonces las AFP quieren seguir manteniendo el fideicomiso para prestarle al gobierno con una tasa al 6%; luego con el beneficio de longevidad para podérselo prestar a quien quieran y de paso van a cobrar siempre el 2.2%.

En la ley dice que va a ser el 2%, en los primeros diez años va a ser de 5%, el beneficio para longevidad va a crecer en 30 años 120 millones de dólares que no los va a tocar nadie hasta que te acabes la pensión. Estos 120 millones por una tasa de mercado, cuanto es eso. Que tal si le presto estos 120 millones al gobierno al 8.6 igual que los inversionistas. Es un platal. Ellos dicen, que van a estar haciendo sostenible las pensiones, por supuesto, si estarán acumulando esto.

También se corre el riesgo de que al invertirse se puede perder.

Claro, veamos lo bueno del fideicomiso Saca. Resulta que dicen que el problema del fideicomiso es que está amarrado a que las AFP le presten dinero al estado para pagar pensiones, y dicen que si dan libertad de invertir en otros rubros, usted como cotizante podría tener beneficios, por ejemplo al invertir en la bolsa de valores; pero qué pasaría si yo como legislador autorizo que las AFP inviertan donde quieran y no pasa un Insepro, Finsepro, Fomiexport, o una nueva burbuja inmobiliaria como pasó en el 2007 en los Estados Unidos. Lo único bueno del fideicomiso es que se amarró a que el dinero solo sirve para pagar pensiones estatales. Pero a mí, como economista, me gustaría que no solo se invierta para pagar pensiones, a mí me gustaría que por ejemplo, el fideicomiso fuera para inversión pública. Que fuera más flexible y se pudiera financiar inversión pública y obtener beneficio de rentabilidad. Lo único bueno del fideicomiso es que está amarrado, esa es la gran cólera de las AFP, que están como chuchos amarrados y no pueden morder a quien ellos quieran. Dicen que si el fideicomiso fuera más sensible se invertiría en la bolsa de new york, ¿y si se invierte en el narco o actividades especulativas? Yo personalmente creo que la reforma va a beneficiar a las AFP, no a los cotizantes.

Y las patronales que aportarán menos al principio.

Los grandes beneficiarios de esto no son los trabajadores, es la empresa. Por eso he sostenido que en ambas propuestas el gran ausente es el trabajador. Alguno que otro capital salvadoreño, y capitales extranjeros son los grandes beneficiarios. El presidente del COENA es accionista minoritario de una AFP. No es casualidad por ejemplo ver a Arena respaldando esta iniciativa porque sus socios tradicionales son las que lo están presentando. (ASI, ANEP…)

¿La contrapropuesta del gobierno tampoco resuelve el problema?

El FMLN allá por septiembre del año pasado presentó su propuesta de reforma mixta. Yo personalmente como economista tengo la impresión que ni los mismos funcionarios de gobierno tienen claro qué es un sistema mixto.

¿Por qué?

Desde 1969 hay un sistema de reparto, antes no había nada. Nuestros padres o abuelos guardaban el dinero debajo del colchón y aún así salieron adelante. Eso quiere decir que antes de 1969 la gente ha sobrevivido sin un sistema de reparto; pero de 1969 hasta 1966 tuvimos un sistema de reparto.

De 1998 al 2017 tenemos el sistema privado, más o menos son 30 años de un sistema público, las AFP apenas tienen 19 años. La derecha nos convención que el sistema público había colapsado y había que cambiarlo; pero yo creo que el problema de antes tenía que ver con otras cuestiones.

Si yo hago un punto de quiebre en el 2005, cuando se creó el fideicomiso quiere decir que siete años después que se creó el sistema privado, entró en crisis. Veamos la del frente, yo creo que no tienen claro. En el público funcionaban dos instituciones, el INPEP y el ISSS el primero para los que trabajaban en el gobierno y el segundo para los privados. En el sistema mixto del frente para mi es equivocación por dos razones. En la ley SAP actual es ya mixto, porque cuando se te acabe la pensión el estado te va subsidiar, solo que lo hará 30 años después, pero entrará a intervenir en un sistema privado, en la propuesta de ANEP también es mixto porque 70 millones anualmente se están prestando al estado para pagar pensiones, en ambos sistemas son mixtos.

Es decir que este movimiento de dinero del privado al estado que se vende como negativo, de todos modos siempre se hace y se va a mantener.

A menos que se anule el fideicomiso, que la ANEP no hará. La confusión del FMLN es que dentro del público quieren ambos, público y privado que en realidad ya existe. Lo interesante de la propuesta de ellos es que no está pensada para beneficiar a los trabajadores, está pensado para resolver el serio problema de iliquidez que tiene el gobierno, en la propuesta del sistema mixto el FMLN quiere que las personas que ganan de 600 dólares hacia abajo pasen por decreto legislativo al estado. Con la reforma el FMLN quiere que por lo menos un 65 a 90% vuelva nuevamente al estado, porque ese dinero se irá al sector privado y tendríamos este sistema público sin que las AFP desaparezcan. El estado tendría liquidez para cumplir sus compromisos y más en una coyuntura donde ya hemos comenzado la campaña electoral. Entonces necesita pagar a proveedores, necesita pagar zapatos, útiles, vaso de leche, pensión universal a los ancianos. No digo que eso sea malo; pero el gobierno no tiene los recursos para eso, ¿y por qué no los tiene? Por una sencilla razón. No es que el ministro de Hacienda sea ignorante en el tema. El problema es que el gobierno no quiere reconocer públicamente que hizo mal las proyecciones de ingreso del estado. Esto es un punto aparte pero tiene que ver con las pensiones, y por qué no quiere reconocerlo, eso tiene su origen nuevamente en 2005.

Resulta que cuando Elías Antonio Saca nos gobernaba, el país pasó misteriosamente de ser un país pobre a ser de renta media. Desde que somos país de renta media, la cooperación internacional ya no pone los ojos en nosotros; porque somos un país que superó eso, y como pasó eso en la administración saca, resulta que en ese gobierno se alteraron las cuentas macroeconómicas del Banco Central de Reserva. Por ejemplo, si en el agro se dio una cosecha de 5 mil millones de quintales; para pasar a ser de renta media el gobierno lo alteró a 15 mil millones de quintales, entonces esas cuentas macroeconómicas que lleva el BCR son las cuentas que usa hacienda para estimar el PIB, los ingresos y egresos del estado. El problema de este gobierno es que ni la administración funes ni la de Sánchez cerén han querido admitir ese error porque la tasa de crecimiento apenas sería del uno por ciento, entonces si yo salgo y digo “hemos ordenado las cuentas que alteró saca y la tasa del crecimiento no es del 2.5 ni de tres, sino del 1%, sería un gran impacto políticamente hablando. Ya de por sí somos el país que crece menos en la región de AL y con proyecciones de 2.6; porque se siguen haciendo esas proyecciones en base a estas alteraciones.

No es la coyuntura.

La propuesta del frente es resolver su crisis fiscal, más en una coyuntura electoral donde hay que resolver esas crisis fiscales, pero no está pensada en ayudar al trabajador; y lo único que logra la propuesta del frente es que alarga el problema unos 15 años más, difiere el problema porque se le inyecta liquidez al Estado, este paga sus compromisos, llega a las elecciones solvente; pero en 15 años vamos a tener el mismo problema y ya otro pude ser el que esté en el gobierno.

El Estado va a necesitar nuevamente dinero para eso.

Esa ha sido a forma más irresponsable que todos los gobiernos hacemos. Hoy prestamos a treinta años plazo y no nos importa quien va a estar. Por ejemplo, la grave crisis fiscal de este país es producto de los préstamos de ARENA. Y este gobierno también se endeuda; pero le dejará esa deuda a quine gobierne dentro de treinta años.

¿Y entonces, cuál es la solución del problema?

Es un problema estructural. De hecho las pensiones son el segundo rubro que más incide en la deuda pública. Por eso es importante explicar esto de 2005. El primer problema es la duda pública, luego las pensiones, y despúes otros temas que no se tocan, como la evasión, la elusión fiscal, la corrupción, etc. Para poder dar una solución creo que es importante volver al origen. ¿QUÉ SON LAS PENSIONES?

O son un negocio o son un derecho humano. Partamos del primer supuesto. Aquí si tiene sentido hablar de tasa de interés, de rentabilidad, de beneficios… pero si llego a la conclusión que son un derecho humano, no tiene sentido hablar de estas palabras.

Sí, porque no puedo estar jugando en el mercado con el dinero que le corresponde a una persona por derecho.

Así es, si asumo que la pensión es un derecho humano por definición constitucional, no lo puede ni debe tutelar el mercado o un privado, lo debe tutelar el estado. Y la constitución ni siquiera es socialista, es republicana, y dice que un derecho humano es tutela del estado, como la salud, educación, trabajo. El mismo neoliberalismo dice “El Estado fuera de los negocios” que se quede con la salud y educación. Y con el mercado nos entendemos nosotros. Entonces mi solución es en primer lugar reconocerlo como un derecho, Entonces, entre tres males que tenemos aquí, el menos malo sigue siendo el sistema público.

El de reparto; pero ya por definición.

Sí, pero ya con una base epistemológica, filosófica y de economía política. No porque se me ocurrió. Aquí estamos desenmascarando al sistema capitalista. Que me diga la ANEP que un derecho humano lo debe tutelar un privado.

De allí viene que no quieran reconocer como derecho el agua, alimentación muchas cosas.

Desde mi perspectiva lo que se debe hacer es volver al reparto público. Si bien el sistema no era el mejor, a regañadientes, empujenos, pero íbamos. El problema del sistema público obedece a otras cosas que ya las vamos a ver; pero la resolución es esa.

Sin embargo no se tiene la aritmética para lograr esto en la asamblea legislativa. Yo estoy convenido que grupos como ARENA; GANA, PDC, PCN no van a votar por una salida estructural como volver el sistema público; pero eso no es posible en este momento.

La salida coyuntural que planteo es que en la Ley SAP vigente hay dos principios de mercado que deberían de fortalecerse, uno es de competitividad y el segundo que es de libertad.

El mercado dice a más competencia menores precios y mejores productos; no me lo invento. Ni la Ley SAP ni la constituciones prohíbe que el gobierno cree una AFP y que sea competitiva con Confía y Crecer es mercado puro. Que me diga la ANEP que estoy violando principios básicos del mercado. Ese principio ya lo da la ley SAP.

En la Ley SAP te da la libertad de elegir entre dos AFP, si entra el Estado el trabajador puede elegir si se queda en confía, si se queda en crecer o si se pasa al gobierno. No estamos violando ningún principio de mercado.

Sobrará quien salga a rebuznar y dirá que “no podemos permitir que el Estado entre a competir con el Estado, porque va a entrar con ventaja ¿con ventaja de qué?” De hecho con eso desenmascaramos al Estado, que vive diciendo que el estado es ineficiente y mal administrador; entonces si yo fuera Confía y Crecer y me dicen que mi nueva competencia va a ser el estado.

Pensaría que no tengo nada que perder.

Pero estoy casi seguro que si entra una AFP del estado, las dos quiebran. Pero eso es solución coyunturalmente; con una reforma a la Ley SAP en el entendido de que el estado puede entrar a competir en cualquier rubro. ¿No el estado compite en el SITRAMSS, y los privados en educación y salud? En el mejor de los casos, si el estado entra a competir sería un asocio público privado, nuevamente terminología de mercado.

Ahora, no es lo únicos que se puede hacer Hay que corregir algunos vicios, como por ejemplo en este momento el estado paga pensiones de 7 mil dólares. No es posible que en este país estamos pagando pensiones de esa cantidad. Resulta que en el servicio consular, toda la gente que se mete a la carrera diplomática… tenemos personas que toda su vida trabajaron en cancillería en el servicio exterior y se jubiló ganando 7 mil pesos

Inequidades del reparto...

Tenemos personas dos diputados que cobran pensiones de cinco mil dólares, porque viene otra institición famosa que está sonando con este tema. El IPSFA, cuya ley es igual del INPEP, que dice que la gente cotiza el 13%; pero me devuelven el 100%. El IPSFA ha entrado en crisis por eso, porque entrás de soldadito; pero si estudias en la escuela militar, puedes graduarte de general, y los salarios de general en este país son de 6 mil dólares y la ley del IPSFA dice que cotizás el 13% de eso; pero te dan el 100% de la pensión; pero en las AFP nos dan el 70%. Allí está la explicación porque en el IPSFA ha quebrado porque en tiempo de guerra eran como 70 mil cotizantes, y ahora son 20 mil y la gran mayoría son oficiales, ya no son soldaditos rasos, so subtenientes, tenientes, capitanes, mayores, coroneles y capitanes; entonces ellos cotizan el 13% y al jubilarse tendrán el 100%; todos los soldaditos mantenían el sistema del IPSFA y como los mataban, y entonces se los bajaban a los papás de ellos, ponían su huella y autorizaban que le dieran la pensión a otros mayores. La guerra creo historias de historias.

Nuevamente vemos las contradicciones de ARENA; que dice al gobierno que no meta gastos en el presupuesto; pero quiere meter a los pensionados del IPSFA, y a cuenta de qué si tienen su propia ley; pero miren las bondades de las elecciones; son veinte mil con cuatro por familia, 80 mil votos. Nuevamente están de acuerdo los partidos en pagarle pensión a los chafarotes. Esta sería una inequidad. Cómo pagarle a los militares ese beneficio, es imposible. También estoy de acuerdo en revisar el porcentaje de cotización, pero revisarlo para ver quién gana.

Otra propuesta que se hizo fue la de subir la edad, yo estoy de acuerdo con eso pero con una salvedad, el gobierno habla de subirla en cinco para hombres y mujeres y tiene una explicación técnica. Si yo trabajo tres años más de la edad que se debe, me sube el porcentaje; me va subiendo a 73%; si trabajo 3 años más me sube a 76%; y la gente quiere que su pensión suba un poquito. Dicen ARENA y el FRENTE si ya por una cuestión cultural la gente lo hace, subamos de un solo la edad.

Suben la edad pero no el beneficio.

Sube, pero en un pequeño margen; para que te den el 100% de tu pensión te tenés que jubilar bien anciano. Pero yo propongo mejor comenzar desde los 15 años en lugar de cotizar hasta después de los 60 años; porque resulta que en este país hay empresas que reciben beneficios fiscales por hacer trabajar a menores de 15 años. Es más, el país es tan cínico que se exonera del pago de impuestos por tener jóvenes trabajando. ¿Por qué no mejor aprobamos de los 15 años en adelante? Allí no conviene a la empresa privada; porque por los convenios de la OIT un joven de 15 a 18 años no tiene que laborar 8 horas

Le va a estar dando un beneficio por el que no va estar trabajando la jornada entera.

Así es, en cambio mejor uno de 60 a 65 y con la bondad que si se muere, la AFP queda bien. No es solo volver al sistema público; con las reglas del mercado, hay que revisar una serie de parámetros.  Pero eso significa que si se crea la del estado, siempre te va a cobrar este 2.2.

Siempre me cobrará la comisión por la retención, la diferencia es en que lo va a utilizar.

Sí, el 10.8 tuyo y 2.2 para el gobierno, sin embargo como no tiene por objeto hacer lucro ni negocio, puede tomar esta decisión. En lugar de cobrar este 2.2% puede cobrar 2.1, 2.0, 1.0 o siendo extremistas el Estado podría cobrarme 0.1; es decir que tendrías el 12.9 para vos; y eso porque no tiene interés de lucro. Lo que sí sería competencia desleal es que no te cobre nada o que te cobre más de lo que la ley dice, pero como esto es la ganancia. Puede seguirte cobrando 2.2 y usarlo para programas sociales. Este es el planteamiento que yo hago.

Desde mi perspectiva la del frente no resuelve el problema. El frente no ha presentado el estudio actuarial que es por ejemplo, yo cotizo durante 30 años, mes a mes entra el 10.8 a tu cuenta, lo que quiero saber es después de 30 años de cotizado cuando voy a tener porque eso me permite saber cuanto me van a dar de pensión. No es más que un análisis del valor del dinero en el tiempo, cuan sostenible será la reforma en el tiempo. En el estudio de ANEP presenta el estudio actuarial y demuestran que es sostenible; pero ya vimos para quien. Cuando hablo de volver al estado no hablo de Venezuela ni Cuba. Los siete países más industrializados del mundo tienen un sistema estatal de reparto: Estados Unidos, Canadá, Australia, Francia, Inglaterra tienen sistemas de reparto público.

Países que toman de referencia los de la derecha

Lo que planteo es que el primer mundo tiene un sistema de reparto estatal. Los que tienen reparto privado son los que están protestando, Chile, República Dominicana…

Pocas son las personas que hablan de este tema.

Nuestra ONG surgió con este objetivo, de ver estos temas económicos, las crisis, los subsidios, los temas fiscales que son importantes para la población. NO vemos derechos humanos y no porque no nos interese, sino que queremos ser un contrapeso a las dos instituciones que dicen algo al respecto. FUSADES y la FUNDE, o sea después de ellos a quien escuchas hablar de los temas económicos en este país. Nosotros la idea es ser un contrapeso más a los discursos hegemonizantes que tienen FUSADES y la FUNDE.

¿A quién lo tocaría o quien debería dar a los trabajadores el impulso de conocer esto, si usted me dice que son los grandes ausentes en este debate?

La historia ha demostrado, desde que El Salvador existe como estado, que las únicas alternativas viables para la gente ha sido la protesta, la salida a la calle. Siendo más general, la ciudadanía en general no está en el debate. La academia misma no está en el debate; pero la UCA y los luteranos me dan esa chispita de esperanza; cuando los veo a los rectores de la UCA, la luterana y el Arzobispo de San Salvador en la calle. Yo no le puedo exigir a las universidades privadas que tomen posición; pero lamento muchísimo que no tome posición en temas de país la universidad pública. Me alegra escuchar al rector de la UES decir que quiere reposicionar a la universidad en temas de país; pero basta dos indicadores para ver como esta. Su misma ley orgánica les da la facultad de elegir autoridades y no han sido capaces de eso, menos le pediré que haga planteamientos de políticas públicas. Anda más preocupado por un equipo que no echa goles, no dice nada de tema ambiental, de tema fiscal… La UES tiene 96 carreras, no puede decir que es por falta de recursos que no emite opinión.  Yo resiento que la academia no diga nada. La ciudadanía se preocupa por otras cosas.

Debería existir un movimiento que involucre más a las personas.

Sí, y yo esperaría que la academia asuma ese rol. Y otro es que las redes sociales tienen adormecida a la sociedad, pero con una sola persona que deje de poner sus planteamientos y críticas en las redes y actúe, las reformas van a ser aprobadas. La gente debe informarse, organizarse y movilizarse; pero nos han enseñado que esas son palabras de comunismo; que mejor se vea televisión; hemos caído en un adormecimiento increíble del cual la misma izquierda es cómplice.

Yo por eso digo, y no me excluyo, yo también uso las redes sociales, si yo no voy a la Asamblea Legislativa… hay que replicar lo de la Ley de minería. Yo sueño que 2 mil profesores y 50 mil alumnos de la Universidad de El Salvador salgan a la calle y le digan a los diputados, si ustedes aprueban que nos roben el dinero el 2 de marzo los vamos a castigar con el voto, es lo único que les aflige a los diputados. A mí me alegra que los sindicatos nos están pidiendo que les expliquemos.

Las organizaciones de trabajadores deben pronunciarse ilustrarse y formar a la masa de trabajadores y trabajadoras.

El problema es si están listos para salir a la calle. Yo estoy hablando del que podría ser el cuarto robo del siglo. El primero fue la banca, la privatización de la banca. Negociazo, el segundo fue la dolarización, negociazo, el tercero la aprobación de la AFP y el cuarto es la Ley SAP versión segunda parte. Este país necesita volver a redescubrirse y no va a ser el FMLN, los partidos políticos los que lo van a hacer. Tiene que ser la ciudadanía.



Comentarios

Todos los campos son requeridos.

47 Av. Norte #226, Col. Flor Blanca, San Salvador.
Contáctanos: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.